PLÁTANO MADURO

Compra:

El PLÁTANO MACHO MADURO, pertenece a la familia de las musáceas.

Es de cáscara color amarillo o jaspeada (entre, amarillo, café y negro), textura blanda al tacto.

Frescura:

Hay que decidir en qué punto de maduración se desea comprarlo, pero es mejor que se  compren máximo en el punto de la foto adjunta o dependiendo de cuándo y cómo se va a preparar.

Mientras más partes oscuras, más maduro y dulce.

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos:

Si un plátano maduro tiene la cáscara negra, no siempre es que esté dañado, por el contrario, está en su punto perfecto de maduración (dulce y delicioso) para prepararlo asado al horno o al vapor con cáscara y luego se pela.

También se utiliza en tortas, aborrajados, tajadas y frituras en general. O asado a la sartén, en poca grasa y a fuego bajo.

Almacenamiento:

A temperatura ambiente. Refrigerar en climas cálidos (maduro). En clima frío, después de alcanzar su maduración fuera de la nevera, puede refrigerarse por unos días más.

Nunca al contrario, es decir, después de refrigerar, no colocar a temperatura ambiente para madurar, porque se “pasman” (no maduran), a su pulpa le salen manchas blancas, duras y secas.

Conservación:

Temp. Ambiente. Refrigerar.

Duración:

8 – 10 días aprox.

Tips:

Si se desea dejar madurar un plátano, no se debe colocar en el refrigerador, porque se daña su proceso de maduración y cuando se saque de la nevera y se ponga a madurar (se pasma), es decir su pulpa se endurece por pedazos y le salen manchas blancas.

– Un plátano ya maduro, muchas veces la cáscara (corteza) puede tener manchas blancas (hongos) pero no es problema, se lava bien el plátano (con cáscara), se seca, se pela, se porciona y está listo para prepararlo a la sartén con un poco de aceite y/o mantequilla y a fuego muy bajo (tapado), volteándolo a menudo con cuidado. Luego destapar y dejar hasta que dore.

– Sólo si el plátano tiene olor a alcohol (fermentado) hay que desecharlo.

Nutrientes y propiedades:

Con él se elabora una harina con gran contenido de nutrientes.

(Ver CONTENIDO DE NUTRIENTES y sus beneficios en LOS VEGETALES).

Nota:

No guardar en bolsa plástica ya sea a temperatura ambiente (guardar en sitio fresco y seco) o en la nevera ya madurado.

-Revisar periódicamente el estado del producto, su almacenamiento y conservación, para poder consumirlo a tiempo.