ZANAHORIA

Compra:

La ZANAHORIA, es una hortaliza de raíz.

Frescura:

Se verá en su color  naranja intenso, ya que el color naranja pálido demuestra por lo general un sabor insípido.

  • Las hay también de color morado, rosa y blanco.
  • Textura firme (no blanda porque está vieja), sin manchas cafés ni arrugas.
  • Se encuentran en el mercado, frescas, congeladas, en conserva, enlatadas y envasadas.

Las de color naranja las hay de varias clases: Chantenay, Danvers, Flakees, Imperator, Nantes, Redondas.

 

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos:

Cruda en ensaladas y jugos. Cocida en ensaladas, potajes, sopas, cremas, salsas, tortas, galletas, cup cake y muchas otras preparaciones.

Almacenamiento:

  • La zanahoria se puede almacenar entera, refrigerada en bolsa plástica perforada o sueltas en el “cajón de los vegetales” en la nevera.
  • También se puede cortar de acuerdo a los usos que se le ha de dar y se separa en bolsas plásticas según los cortes y se almacena en el congelador.
  • Su duración refrigerada, 10 – 12 días o más, siguiendo sugerencias y dependiendo de su frescura en el momento de la compra. Congelada, 2 mes o más.

Conservación:

Refrigerada.

Duración:

10-12 días. 2 meses según el caso.

Nutrientes y propiedades:

Rica en betacarotenos. (Ver nutrientes y beneficios en  LOS VEGETALES).

Nota:

Su cocción se debe hacer al vapor, en rejilla metálica o marmita de bambú para conservar mejor sus nutrientes, sabor y color.

  • Revisar a menudo para extraer cualquiera que esté en mal estado y pueda dañar las demás.