PEREJIL

PEREJIL
Perejil crespo

Compra:

El PEREJIL, es una hierba fresca aromática, de hojas pequeñas que pueden ser lisas o rizadas.

Frescura del PEREJIL:

Al tomar el manojo de la hierba en el  supermercado, mirar que esté erguido, de color vibrante, sin ninguna hoja marchita, café o viscosa (podrida).

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.
PEREJIL
Perejil Liso

Usos:

En adobos y aderezos para carnes (Chimichurri), salsas y aderezos para ensaladas, entre otros.

Almacenamiento del PEREJIL:

  • Quitar los tallos más largos.
  • Limpiar tierra y retirar cualquier hoja amarilla, café o negra (podrida).
  • Envolver con toalla absorbente y seca, de papel para cocina sin apretarlo.
  • Guardarlo en recipiente preferiblemente de plástico y con tapa, no de vidrio porque retienen más la humedad y se pudren. Que en el recipiente quede holgado.
  • O en recipiente hondo (tarro) de plástico (no de vidrio), con papel absorbente de cocina (seco y doblado) en el fondo del mismo.

Colocar el perejil en manojo, paradito dentro del recipiente sin raíces (como florero pero sin agua), e introducir todas sus ramas arqueadas.

Colocar otro papel antes de tapar.

  • Al ir a usarlo, extraer la rama completa o cortar lo necesario. No arrancar halando para no maltratar la hierba.

Su duración también depende de su frescura en el momento de la compra.

Conservación del PEREJIL:

Refrigerar Alimentos.

Duración:

Aproximadamente 10 días.

Tips:

  • Al usar las hierbas frescas, revisar las que quedan en el recipiente, para retirar hojas en mal estado.
  • Secar el exceso de humedad que haya en la tapa antes de volver a tapar.

Nota:

  • No colocarlo en recipiente con agua, porque se daña con rapidez al no tener la rotación que tiene en el supermercado.
  • Revisar periódicamente el estado del producto, para poder consumirlo a tiempo.
  • No congelar.

para más información sobre el perejil

Deja un comentario