PAPA DULCE

Compra:

La PAPA DULCE O BATATA, es un tubérculo.

Hay gran variedad de batatas, de diferentes textura (van desde la suave a la áspera), también diferente color (piel roja o rosada y carne blanca), o como el boniato, de carne color naranja y sabor dulce. Por lo general tiene forma ovalada.

Frescura:

Se aprecia en su firmeza al tacto, sin magulladuras (golpes o partes blandas), se deben tratar con suavidad por su fragilidad.

También las venden pre-fritas congeladas.

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos:

Fritura como guarnición (acompañamiento) de platos fuertes o como ingrediente en sopas y purés u otras preparaciones.

Almacenamiento:

– Almacenar a temperatura ambiente limpias y secas.

En lugar oscuro, fresco y seco, sin guardar en bolsa ni en recipiente cerrado con tapa.

Lo mejor es en una canasta de mimbre o de acero inoxidable, preferiblemente porque se conservan ventiladas y frescas.

 

 

Caja metálica para papas Frescas

– Se pueden cocinar y refrigerar.

– Se aconseja no refrigerar crudas, porque su pulpa cambia un poco de color y textura.

Pero en climas cálidos, se puede optar por refrigerar limpias y secas, sin bolsa en “el cajón de las verduras”.

– En el mercado se encuentran también pre-fritas y congeladas.

– Su duración también depende de la frescura en el momento de su compra y de su posterior almacenamiento y conservación.

Conservación:

Temp. Ambiente. Refrigerar.

Duración:

7 días aproximadamente. 7-10 días aproximadamente.

Tips:

se pueden congelar pre-fritas (francesa).

Nutrientes y propiedades:

(Ver CONTENIDO DE NUTRIENTES y sus beneficios en LOS VEGETALES).

Nota:

Revisar periódicamente el estado del producto, para poder consumirlo a tiempo.