HABICHUELA

habichuela

Compra

La HABICHUELA, CHAUCHAS, POROTOS O JUDÍAS, son vainas largas, delgadas y redondas, de color verde.

Frescura de la habichuela

Se nota en su textura firme al tacto y lisa, que no cedan al doblarse, sino que se quiebren fácilmente. No blandas o flexibles, porque están viejas.

Su color debe ser verde intenso, sin manchas.

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos:

Siempre se someten a cocción.

  • Como guarnición, se utilizan solas o con otros vegetales como, con salsas, gratinadas (con queso al horno).
  • Como ingrediente, en sopas, arroces y estofados.

Almacenamiento:

Las habichuelas, enteras, limpias y secas, se conservan refrigeradas en recipiente amplio (que queden sueltas) preferiblemente de plástico con  tapa, o en bolsa plástica rodeándolas con papel absorbente de cocina (seco).

Crudas picadas se pueden congelar para sopas, cremas o estofados no para arroces o ensaladas porque quedan muy blandas.

Duración,

Refrigeradas de 8-10 días dependiendo de su frescura en el momento de la compra.

Congeladas crudas, 2 meses.

Su duración también depende de la frescura en el momento de la compra.

Conservación:

Refrigerada. Congelada.

Duración:

8 -10 días aprox. dependiendo su grado de frescura en el  momento de la compra.

Tips:

Observar a menudo que no tengan exceso de humedad, dado el caso cambiar el papel de cocina por uno seco.

En las preparaciones de los alimentos para los bebés e infantes, no son aconsejables los congelados, excepto las carnes (crudas) para su conservación y siempre se les debe dar alimentos recién hechos con ingredientes muy frescos.

Nutrientes y propiedades:

(Ver CONTENIDO DE NUTRIENTES y sus beneficios en LOS VEGETALES).

Nota:

Preferiblemente no congelar las habichuelas crudas, ya que pierden su textura.

Revisar periódicamente el estado del producto, su almacenamiento y conservación, para poder consumirlo a tiempo.

Encuentre en nuestro canal el vídeo de como conservar la habichuela