CEBOLLÍN

Compra:

El CEBOLLÍN, se clasifica dentro del grupo de las cebollas. Son ramas delgadas y cortas, de color verde intenso (parecidas al pasto o césped), de sabor suave y delicioso.

Frescura:

Al tomarlo del recipiente con agua en el supermercado, revisar que la parte sumergida esté bien verde y su olor sea agradable, de lo contrario no está muy fresco y poco durará. Frescura, ramas firmes, sin viscosidad ni olor fuerte, color verde intenso.

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos:

Se utiliza para decorar, aromatizar y dar sabor a muchas preparaciones culinarias como, platos fuertes, guarniciones y ensaladas.

Almacenamiento:

Refrigerar entero (se conserva por más tiempo) con papel de cocina absorbente en el fondo del recipiente y otro antes de colocarle la tapa, o  picado y refrigerado en un recipiente con tapa, colocando en el fondo un papel absorbente de cocina y otro antes de la tapa tratando al máximo que quede bien extendido. Consumirlo pronto.

  • Si se ve que no se va a tener tiempo para gastarlo y antes de que se dañe, se puede secar (picado), a temperatura ambiente, en recipiente pando (un plato o bandeja), tapándolo con una servilleta para que los insectos no lo contaminen, pero sí, que entre el aire.

Debe quedar  bien esparcido en el recipiente y sobre una toalla de papel de cocina absorbente, tratando en lo posible que no quede amontonado y lo menos superpuesto posible.

Esperar por varios días hasta que esté seco por completo para poderlo envasar o empaquetar.

  • Se conservará a temperatura ambiente. No es tan lindo y su sabor cambia un poco, pero se tendrá una bonita decoración para los platos.
  • Su vida útil también depende de la frescura en el momento de su compra.
  • Duración: Refrigerado fresco y entero, 15 días aproximadamente.

Picado, 6-8 días aproximadamente.

Seco hasta agotar existencia.

Conservación:

Refrigerar.

Duración:

15 días aprox.

Tips:

Para secarlo, se coloca picado sobre una toalla de papel absorbente de cocina (seco), a temperatura ambiente. Cuando este bien seco, envasarlo en un recipiente para condimentos.

Nutrientes y propiedades:

El CEBOLLÍN, contiene gran cantidad de agua y pocas calorías.

– También contiene flavonoides que ayudan en la disminución de los padecimientos cardíacos y son anticancerígenos y antiinflamatorios.

Los flavonoides también son antioxidantes. Por eta razón es que el consumo del cebollín o las cebollas en general, es recomendable para personas con presión arterial alta y colesterol alto.

– VITAMINAS.

Contiene Ácido fólico. Vitamina C (antioxidante), Vitamina B6 (funciones metabólicas),

– Los ajos también contiene tiamina, vitamina asociada con el adecuado funcionamiento de la visión e hígado y la salud de la piel.

– MINERALES: Fósforo, magnesio (metabolismo de carbohidratos).

Potasio, que ayuda al buen funcionamiento del corazón.

Nota: El que se pone a secar debe realmente estar seco para empaquetar o envasar, de lo contrario le dará moho y toca desecharlo.

  • No dejarlo a temperatura ambiente en un recipiente con agua (como en el supermercado, allí no hay problema porque tiene gran rotación), pues se acorta su “vida útil”.