CEBOLLA CABEZONA

Cebolla cabezona

Compra:

La CEBOLLA CABEZONA O CHALOTA, es uno de los condimentos que más se usa en la gastronomía mundial.

Frescura :

Se observa en su textura firme no blanda, no debe tener raíces. Ya sea blanca o morada, se aconseja que sea un poco achatada en las puntas, pues las alargadas son más duras y de menos sabor y aroma.

También se encuentra en el mercado la cebolla deshidratada en polvo o en escamas y se conserva a temperatura ambiente. (Ver especias y condimentos).

Cebolla cabezona Blanca

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos:

Como ingrediente para guisos, salsas, cremas (sopas).

Como guarnición (acompañamiento) de platos principales: Rellenas, gratinadas y para ensaladas.

Almacenamiento de la Cebolla Cabezona:

Se puede guardar a temperatura ambiente en lugar fresco y seco, aunque se va secando.

O refrigerar en bolsa plástica con papel absorbente de cocina (seco) por dentro. También  sueltas o en red, en el “cajón de las verduras” de la nevera.

Cebolla cabezona morada

La cebolla cabezona, una vez  porcionada deberá conservarse en recipiente plástico (no desechable) con tapa, boca abajo y con un papel absorbente de cocina (seco) en el fondo del recipiente.

La duración también depende de su frescura en el momento de la compra.

Conservación de la Cebolla Cabezona:

Temp. Ambiente o refrigerar según caso.

Duración de la Cebolla Cabezona:

8 días aprox. O de 10 – 12 días aprox. según caso.

Tips:

La cebolla cabezona, sea blanca o morada, tiene larga duración y más si se compra bien fresca.

  • Después de partirla, si queda un sobrante, guardar siempre bocabajo, para que su propia humedad no la dañe (pudra), en recipiente con tapa y papel absorbente de cocina (seco) en el fondo de este.

Nutrientes y propiedades: La cebolla cabezona, contiene gran cantidad de agua y pocas calorías.

Contiene flavonoides que tienen propiedades que ayudan a la disminución de los padecimientos cardíacos, además son anticancerígenos y antiinflamatorios.

– Los flavonoides también son antioxidantes. Razones por las que el consumo de cebolla es recomendable para personas con presión arterial alta y colesterol alto.

– VITAMINAS.

Contiene Ácido fólico, vitamina C (antioxidante), Vitamina B6 (funciones metabólicas).

– La cebolla cabezona, también contiene tiamina, una vitamina asociada con el adecuado funcionamiento de la visión e hígado y la salud de la piel.

MINERALES: Fósforo y magnesio (metabolismo de carbohidratos).

Potasio, que contribuye con el buen funcionamiento del corazón.

(Ver CONTENIDO DE NUTRIENTES y sus beneficios en TIPS DE LOS VEGETALES).

Nota:

Una vez partida la cebolla cabezona, NUNCA dejarla en recipiente destapado en la nevera, pues al tener un olor fuerte, lo traspasa  al resto de los alimentos.

  • No congelar sin procesar.
  • Revisar periódicamente el estado del producto, para poder consumirlo a tiempo.

Visita nuestro canal de Youtube

Deja un comentario