BERENJENA

Descripción:

La BERENJENA, es una hortaliza de fruto (con semilla por dentro).

Es de color morado oscuro.

Frescura:

Se puede ver en la textura firme no blanda, piel lisa (no arrugada), brillante y sin manchas cafés.

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos:

La berenjena por lo general se cuece (cocina).

-Como guarnición, sola o con otros vegetales, guisada o en tortas.

-En molde horneada y gratinada con carnes y salsas.

-Rellena y gratinada.

-En estofados y frituras.

Se puede preparar con o sin cáscara.

Almacenamiento:

Si están enteras, se conservan muy bien, sin empaque en el “cajón de las verduras” de la nevera. O en bolsa plástica con perforaciones, o en caja para verduras en el refrigerador y lejos de los sitios más fríos de este.

-Son bastante delicadas y se deben consumir pronto si están partidas, debido a la rápida oxidación que presentan (se ponen su pulpa de color oscuro al contacto con el aire).

-Para su conservación se deben refrigerar envueltas en papel film (vinipel).

Su duración refrigerada y entera, 8-10 días aproximadamente y dependiendo de su frescura en el momento de la compra.

Conservación:

Refrigerar.

Duración:

8-10 días aprox.

Tips:

Para retardar un poco la oxidación de las berenjenas, se deben barnizar (untar) con jugo de limón, inmediatamente se parten, y paso a seguir, espolvorear con sal para quitar el sabor amargo. Todo esto  antes de la cocción.

Si se deja una parte de ella para una posterior pero pronta preparación, se debe cubrir con papel film (vinipel) y refrigerar bocabajo.

Nutrientes y propiedades:

(Ver CONTENIDO DE NUTRIENTES y sus beneficios en  LOS VEGETALES).

Nota: Revisar periódicamente el estado del producto, para poder consumirlo a tiempo.