ARVEJA CHINA

Compra:

La ARVEJA CHINA, mal llamada guisante, es una legumbre  o leguminosa. Son vainas cortas, aplanadas, de color verde, sin grano grande. No se desgranan, se consume es su vaina, ya que es muy tierna y suave.

Frescura:

Se observa en la textura firme, lisa, suave, y satinada de su vaina. Color verde intenso.

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos:

La arveja china siempre se cuece. Se utiliza para guisados o estofados con carnes y otras clases de vegetales. También se pueden saltear en poca grasa y utilizar solas o con otros vegetales, cómo guarnición (acompañamiento) para carnes o con arroces. Son de sabor suave y textura tierna.

Almacenamiento:

En bolsa plástica cerrada se conservan muy bien por 30 días aproximadamente. No se deben congelar crudos porque se altera su textura. Y si se congelan se deben utilizar para cremas, estofados o guisados.

La duración depende también de su frescura en el momento de la compra.

Conservación:

Refrigerar. Congelar.

Duración: 1 mes o más. 1 mes aprox.

Tips:

Pueden sustituir a las habichuelas o a las arvejas (si no las tenemos en el momento), para darle ese toque de color verde que necesitamos en algunas preparaciones como arroces, cortándolas en trozos pequeños.

Nutrientes y propiedades:

La ARVEJA CHINA, aportan fibra, aspecto muy importante para mantener sano el sistema digestivo, facilitando la digestión y combatiendo el estreñimiento.

La fibra también ayuda a reducir los niveles de colesterol “malo” (LDL).

(Ver CONTENIDO DE NUTRIENTES y sus beneficios en  LOS VEGETALES).

Nota:

Revisar periódicamente el estado del producto, su almacenamiento y conservación, para   poder consumirlo a tiempo.