PESCADOS


 

Se conoce como pescado al pez comestible sacado del agua salada o dulce y que está disponible para su consumo o venta.

El pescado es un alimento rico en proteínas, fósforo y otros nutrientes, que lo hacen ser uno de los alimentos más completos para niños, personas dedicadas al estudio y cualquier otra clase de persona en general debido a su fácil digestión.

Compra:

Se debe comprar en establecimientos grandes, almacenes de cadena o pescaderías especializadas, donde contemplen todas las normas de higiene y salubridad, en cuanto a personal, equipos de enfriamiento y congelación  y que tenga alta rotación, porque así se sebe que se trata de pescado en excelente condición debido a su buena manipulación y conservación.

Dentro de muchas de las presentaciones del pescado que podemos encontrar en el mercado tenemos: Fresco, congelado y salado o seco (conservado en sal).

Al ir a comprar el producto al supermercado se deberá tener en cuenta,

  • Observar que la nevera donde se exhibe el producto, funcione adecuadamente (que esté enfriando).
  • Observar la fecha de vencimiento del producto o caducidad del mismo, que no esté tapada, ni alterada, ni repisada. Escoger el producto con fecha lo más lejana posible.
  • Revisar el empaque, que esté en óptimas condiciones, no sumido, averiado o golpeado. Tampoco con etiquetas rotas o desechas.
  • Mirar que el empaque no esté inflado (soplado), porque esto es indicio de que  el  producto ya está en descomposición.
  • Comprar el producto al final del mercado, para que no se interrumpa “la cadena de frío” del mismo.

No se debe dejar mucho tiempo expuesto al calor dentro del automóvil, ni fuera del congelador (porque se acorta su vida útil), máximo 30 minutos para no interrumpir “la cadena de frío” del pavo, lo que impide la proliferación de bacterias que causan enfermedades.

Si es posible se debe transportar en bolsa térmica y lejos de productos contaminantes como limpiadores, aceites para automóvil o gasolina ya que absorbe dichos olores.

Así mismo al llegar a su destino, colocarlas de inmediato en el refrigerador.

Almacenamiento:

Hay que tener en cuenta el evitar la “contaminación cruzada”, es decir, al  almacenar un pescado cocido no debe estar cerca de uno crudo.

Conservación:

Se debe cuidar mucho su conservación, ya que es una carne muy delicada. Se debe refrigerar o congelar de inmediato al llegar a su destino final.

PESCADO FRESCO

Compra:

El pescado sin congelar, debe tener un olor suave y fresco (no a amoniaco). Si lleva ojos, deben ser brillantes, cristalinos (transparentes) y abultados o saltones. No planos ni hundidos, tampoco turbios u opacos.

Carne firme, no blanda, ni inflada. Escamas bien adheridas (aunque pueden venir sin ellas). Piel suave,  brillante y de color intenso. Las agallas de color rojo vivo y no opacas.

PESCADO CONGELADO

Compra:

El PESCADO CONGELADO, debe estar bien duro. No debe tener escarcha, ni partes blandas.

Olor suave a agua, no fuerte a amoniaco. Si está con cabeza debe tener ojos cristalinos, no turbios u opacos. Color característico de cada pieza o ejemplar.

Si no está fresco es grisáceo, sin brillo. También se ve su grasa amarilla.

PESCADO SALADO, SECO O EN SALAZÓN.


 

Compra:

Olor fuerte, textura seca y fibrosa. Color amarillo parduzco. Sabor salado (se debe someter a proceso de desalinización antes de prepararlo). Viene porcionado en filetes.

PESCADOS PORCIONADOS.

Estos son por lo general pescados grandes que para facilitar su venta y  servicio, necesitan racionarse.

Cortes de las porciones.

  • En filetes: Se hace en corte horizontal, para sacar una rebanada larga y sin espinas. También se puede realizar en pescados pequeños o medianos (Eje: Filetes de Róbalo

PESCADO EN FILETES

 

  • En rodajas o lonjas: Se efectúa el corte trasversal o vertical para sacar la rodaja y se deja la espina central. (Eje: Rodajas de bagre)


PESCADOS ENTEROS.

 

Estos pueden ser:

  • Pequeño: Son la sardina, mojarra, sierra, rubia, etc. Por lo general se sirven enteros, fritos o a la parrilla.
  • Grande: Se prepara escalfado (cocción en fondos, caldos, agua con sal o en salsas) el líquido debe estar frío y la cocción lenta). Se sirve porcionado en filetes o rodajas y generalmente en buffets.

POR SU ASIMILACIÓN SE DIVIDEN.

En:

  • Blancos: Son poco grasos y de fácil digestión. Hay de mar y de río. Están, el salmón, róbalo, bacalao, lenguado, huachinango, trucha, etc.
  • Azules: Son más grasosos, de difícil digestión. Su carne no es muy blanca. Casi todos son pescados pequeños de mar de sabor muy fuerte como lo son, sardinas, anchoas o boquerones y arenques. En este grupo pueden incluirse, el atún y el bonito que son pescados muy grandes.

POR SU ORIGEN SE DIVIDEN.

En:

  • Pescados de agua dulce: Ricos en potasio, fósforo y magnesio. Entre ellos están, la anguila, carpa, esturión, lucio, salmón y trucha.
  • Pescados de mar: Ricos en yodo. Entre ellos están, el abadejo, arenque, atún, anchoas, huachinango, lenguado merluza, mero, róbalo, sardina.

Al ir a comprar el producto al supermercado se deberá tener en cuenta,

  • Observar que la nevera donde se exhibe el producto, funcione adecuadamente (que esté enfriando).
  • Observar la fecha de vencimiento del producto o caducidad del mismo, que no esté tapada, ni alterada, ni repisada. Escoger el producto con fecha lo más lejana posible.
  • Revisar el empaque, que esté en óptimas condiciones, no sumido, averiado o golpeado. Tampoco con etiquetas rotas o desechas.
  • Mirar que el empaque no esté inflado (soplado), porque esto es indicio de que  el  producto ya está en descomposición.
  • Comprar el producto al final del mercado, para que no se interrumpa “la cadena de frío” del mismo.

No se debe dejar mucho tiempo expuesto al calor dentro del automóvil, ni fuera del congelador (porque se acorta su vida útil), máximo 30 minutos para no interrumpir “la cadena de frío” del pavo, lo que impide la proliferación de bacterias que causan enfermedades.

Si es posible se debe transportar en bolsa térmica y lejos de productos contaminantes como limpiadores, aceites para automóvil o gasolina ya que absorbe dichos olores.

Así mismo al llegar a su destino, colocarlas de inmediato en el refrigerador.

Usos:

Dentro de toda dieta balanceada se deben incluir las proteínas y el PESCADO es una de las fuentes más importantes para aportar al organismo este nutriente entre MUCHOS otros. (Ver tips de este).

Se utilizan como plato fuerte o como ingrediente en infinidad de preparaciones, ya que es de gran valor nutricional y se pueden emplear métodos de cocción variados.

Almacenamiento:

El día que se hace mercado, al llegar a casa, se debe contar con tiempo sufisiente para poder organizar: Porcionar, empacar, etiquetar y almacenar los PESCADOS, según su posterior uso (cortes) y de acuerdo al número de personas (comensales) que se alimentan en casa cada día, dejándolas listas, para conservarlas de la manera que sea más adecuada (refrigerar o congelar).

A así será más ágil, rápida y práctica la preparación de los alimentos diariamente. (Ver cada clase de carne).

PESO APROXIMADO POR PORCIÓN.

La porción de carne (sin hueso) que se aconseja es de 125 – 200 gr. para adultos.

Para niños las porción serían de unos 10-15 gr. por cada año de edad.

Tips: Es conveniente conocer un poco sobre los nutrientes que aporta el consumo de PESCADO, al organismo humano.

Ejemplo: Salmón del Atlántico (cocido).

Calorías 206 por cada 100 gramos.

El pescado tiene un valor nutritivo excelente.

Proporciona proteínas de gran calidad y una amplia variedad de vitaminas y minerales, además nutre el cerebro.

Entre ellos:

PROTEÍNAS:

Son indispensables para el desarrollo celular (aminoácidos esenciales).

Se encuentra en las carnes, aves, pescados, mariscos, huevos y algunos vegetales como las legumbres (fríjol, soja, lenteja), entre otros.

VITAMINA A.

  • Es importante para un crecimiento normal de niños y adolescentes.
  • Protege la superficie del tracto respiratorio, garganta, bronquios.
  • Resistencia a las infecciones.
  • Estimula el apetito.
  • Buena para la digestión.
  • Sirve para prevenir el cáncer (es antioxidante).
  • Mejorar piel, pelo (cabello) y ojos.
  • Fortalecer el sistema inmunológico.
  • Protección de ojos y piel.

VITAMINA B.

  • Esencial para transportar energía a las células y el tejido nervioso.
  • Para la salud cardiovascular y sistema circulatorio.

VITAMINA D.

  • Para la formación de huesos y dientes fuertes.
  • Regula el metabolismo.
  • Ayuda para la absorción del fósforo y del calcio.
  • Para el cerebro.
  • Mantener el peso corporal.

FÓSFORO.

  • Junto con el calcio forma la cubierta de huesos y dientes.
  • Para el buen funcionamiento del cerebro.

MAGNESIO.

  • Esencial para el correcto funcionamiento del sistema nervioso.
  • Ayuda al funcionamiento de las glándulas.

SELENIO.

  • Produce proteínas esenciales (antioxidantes) que previenen el daño celular.
  • Protege después de una vacuna.

YODO (Pescado de mar).

Es de vital importancia para el buen funcionamiento de la Tiroides, que es la que regula el metabolismo.

CALCIO.

  • Constituye el 50% de los minerales presentes en el cuerpo humano.
  • Previene las hemorragias.
  • Ayuda a mantener constantes los latidos del corazón.
  • Para el mantenimiento y desarrollo de huesos, uñas y dientes.
  • Ayuda en la coagulación de la sangre y el buen funcionamiento de los músculos.

FLUOR.

Para la formación y endurecimiento de huesos y dientes.

ZINC. 

  • Mejora la piel.
  • Sirve para el crecimiento de los niños y adolescentes.
  • Para la curación de las heridas.

GRASAS.

El pescado es rico en grasas insaturadas (benéficas) que ayudan a reducir el nivel de colesterol en sangre, lo que protegen de las enfermedades del corazón.

Los pescados que más grasas insaturadas aportan son: La sardina, el pez espada y el arenque.

El pescado es uno de los alimentos que más ácido graso omega-3, esencial provee para la salud cardiovascular, pues reduce la presión arterial y la obstrucción de los vasos sanguíneos.

El Omega-3 también protege del cáncer, la artritis y problemas de la piel, como la psoriasis.

Excelente para el buen funcionamiento del sistema nervioso y cerebro.

NUTRIENTES QUE DEBE TENER TODA DIETA BALANCEADA.

Se ha de recordar que para una dieta balanceada, se deben consumir alimentos de los 5 grupos:

  • PROTEÍNAS: Son indispensables para el desarrollo celular aminoácidos esenciales).

Se encuentra en las carnes, aves, pescados, mariscos, huevos y algunos vegetales como las legumbres (fríjol, soja, lenteja) entre otros.

  • CARBOHIDRATOS (hidratos de carbono): Aportan energía al organismo, como lo son la fibra alimentaria y los azúcares.

Se encuentran en los vegetales como el trigo, la papa, el plátano y algunas frutas, entre otros.

  • LÍPIDOS. Grasas animales y vegetales.
  • VITAMINAS. Frutas y verduras y en la gran mayoría de los alimentos.
  • MINERALES. Frutas y verduras y en la gran mayoría de los alimentos.

Entonces, toda dieta balanceada debe contener: Carnes, frutas, verduras, cereales, legumbres, lácteos, huevos y grasas (animal o vegetal).

Nota: Se debe recordar que la “vida” útil del producto, depende de su frescura en el momento de la compra, de la fecha (aproximada) de vencimiento y de su posterior almacenamiento y conservación.

Revisar periódicamente el estado del producto (fecha de congelación), para poder consumirlo a tiempo.

Siempre manipular con manos limpias o guantes desechables y los que ya se han cocido, adicionalmente con utensilios limpios.