QUESO ROQUEFORT

Compra: 

El ROQUEFORT, es un queso azul de leche de oveja, de los alrededores de la ciudad de donde proviene su nombre, Roquefort-sur- Soulzon (Francia). Es un queso madurado (curado).

Características:

Su textura es firme y lisa y se puede esparcir fácilmente.

Sabor y olor, fuertes e intensos.

Al ir a comprar el producto al supermercado se deberá tener en cuenta,

  • Observar que la nevera donde se exhibe el producto, funcione adecuadamente (que esté enfriando).
  • Observar la fecha de vencimiento del producto o caducidad del mismo, que no esté tapada, ni alterada, ni repisada. Escoger el producto con fecha lo más lejana posible.
  • Revisar el empaque, que esté en óptimas condiciones, no sumido, averiado o golpeado. Tampoco con etiquetas rotas o desechas.
  • Mirar que el empaque no esté inflado (soplado), porque esto es indicio de que el  producto ya está en descomposición.
  • Comprar el producto al final del mercado, para que no se interrumpa “la cadena de frío” del mismo.

Usos:

Frío se sirve en pequeñas porciones  para catar mejor su sabor y aroma o acompañado de pequeños trozos de pan baguette, apio, berros, uvas o peras. Su sabor se puede suavizar mezclándolo con queso crema o mantequilla (manteca).

Cuchillos para quesos
Cuchillos para quesos

También se usa en  aderezos de algunas preparaciones, como rellenos para pasa bocas (canapés) o en salsas como la Roquefort, para carnes.

Almacenamiento:

Los quesos azules se conservan refrigerados a tempera entre  2-5 grados Centígrados.

Se conservan mejor en su envoltura original y bien tapados.

También se pueden congelar, aunque pierde sabor.

Mientras más tiempo se conserven, más fuerte se vuelve el sabor.

En el refrigerador mantenga los productos lácteos lejos de las carnes, pescados, verduras y frutas, para evitar la “contaminación cruzada”.

Se ha de recordar que el tiempo de “vida útil” del producto, depende de su estado en el momento de la compra y de su posterior almacenamiento y conservación.

Conservación:

Congelar. Refrigerar.

Duración:

8 semanas. 4-6 semanas aprox.

Tips: Sacar del refrigerador mínimo 30 minutos antes de servirlos, para apreciar mejor sus cualidades organolépticas (sabor, textura, aroma y color).

Nutrientes y propiedades:

Ver quesos.

Nota:

Mantener bien tapados y refrigerados.

Revisar periódicamente el estado del producto, para poder consumirlo a tiempo.