QUESO GORGONZOLA

QUESO GORGONZOLA
QUESO GORGONZOLA 

Comra: 

El GORGONZOLA, es un queso azul de origen italiano, maduro. Se conoce desde la edad media pero con el moho azul de la actualidad, se conoce desde el siglo Xl.

Es de gran uso en la cocina italiana.

Su nombre proviene de la pequeña ciudad de Gorgonzola, cerca de Milán al norte de Italia.

Características: Es elaborado a partir de LECHE entera pasteurizada DE VACA.

Se presenta en dos variedades,

Dulce: De textura cremosa y untuosa, sabor característico ligeramente picante. Su tiempo inicial de curado es de (50) días.

Picante: Textura más firme y quebradiza y sabor aromático y más intenso. Su tiempo inicial de curado es de (80) días o más.

Y tiempo final es de 3-4 meses, dependiendo de la textura que se le quiera dar a la pasta. A más tiempo, será más cremoso.

Al ir a comprar el producto al supermercado se deberá tener en cuenta,

  • Observar que la nevera donde se exhibe el producto, funcione adecuadamente (que esté enfriando).
  • Observar la fecha de vencimiento del producto o caducidad del mismo, que no esté tapada, ni alterada, ni repisada.

Escoger el producto con fecha lo más lejana posible.

  • Revisar el empaque, que esté en óptimas condiciones, no sumido, averiado o golpeado.
  • Tampoco con etiquetas rotas o desechas.
  • Mirar que el empaque no esté inflado (soplado), porque esto es indicio de que  el  producto ya está en descomposición.
  • Comprar el producto al final del mercado, para que no se interrumpa “la cadena de frío” del mismo.

Usos:

Se utiliza en la cocina italiana en platos como el Risotto, en las salsas para pasta, en la polenta, untado en pan blanco italiano con hojas de endivia, o como postre con peras y nueces.

Almacenamiento:

Los quesos azules se conservan refrigerados a tempera entre  2-5 grados Centígrados. Se conservan mejor en su envoltura original y bien tapados. También se pueden congelar, aunque pierde sabor.

Mientras más tiempo se conserven, más fuerte se vuelve el sabor.

En el refrigerador mantenga los productos lácteos lejos de las carnes, pescados, verduras y frutas, para evitar la “contaminación cruzada”.

Se ha de recordar que el tiempo de “vida útil” del producto, depende de su estado en el momento de la compra y de su posterior almacenamiento y conservación.

Conservación: Refrigerar.

Duración: 4-6 semanas aprox.

Tips: Sacar del refrigerador mínimo 30 minutos antes de servirlos para apreciar mejor sus cualidades organolépticas (sabor, textura, aroma y color).

Nutrientes y propiedades: Ver Quesos

Nota: Mantener bien tapados y refrigerados.

Revisar periódicamente el estado del producto, para consumirlo a tiempo.

Se ha de recordar que el tiempo de vida útil del producto depende de la frescura en el momento de su compra y de su posterior almacenamiento y conservación.