QUESO DE PRENSA.

QUESO DE PRENSA.
QUESO DE PRENSA.

Compra:

El COSTEÑO o QUESO DE PRENSA, es un queso fresco (no madurado), de leche pasteurizada de vaca. Color blanco. Textura firme, no tan blanda, poroso y sabor salado. Olor también de más carácter. Es delicioso frito.

Frescura:

Al ir a comprar el producto al supermercado se deberá tener en cuenta,

  • Observar que la nevera donde se exhibe el producto, funcione adecuadamente (que esté enfriando).
  • Observar fecha de vencimiento del producto o caducidad del mismo, que no esté tapada, ni alterada, ni repisada. Escoger el producto con fecha lo más lejana posible.
  • Revisar empaque, que esté en óptimas condiciones, no sumido, averiado o golpeado. Tampoco con etiquetas rotas o desechas.
  • Mirar que el empaque no esté inflado (soplado), porque esto es indicio de que el producto  ya está en descomposición.
  • Comprar el producto, al final del mercado, para que no se interrumpa “la cadena de frío” del mismo.

Usos:

Este queso es el ingrediente perfecto por su textura y sabor, para preparar los “buñuelos antioqueños”. Se utiliza para frituras y horneados típicos (plátano macho maduro) y tortas típicas. Él solo frito es delicioso o enrollado en con diferentes ingredientes y frito.

Cuchillos para quesosCuchillos para quesos

Almacenamiento:

Refrigerar en el sitio más frío (parte alta de la nevera) a 4-6  grados Centígrados aproximadamente, en un recipiente con tapa para que no se seque y no altere su olor y sabor. Colocar papel absorbente de cocina en el fondo del recipiente para que recoja la humedad y cambiarlo cuando esté mojado para que no se fermente el queso y no tome mal olor.

Su duración también depende del tiempo que se encuentre en la fecha de caducidad o vencimiento del producto y del cuidado tenido en su fabricación y  en la conservación, tanto del distribuidor como del consumidor.

En el refrigerador mantenga los productos lácteos lejos de las carnes, pescados, verduras y frutas, para evitar la “contaminación cruzada”.

Se ha de recordar que el tiempo de “vida útil” del producto, depende de su frescura en el momento de la compra y de su posterior almacenamiento y conservación.

Conservación:

Refrigerar.

Duración: 10 días aprox.

Tips: Refrigerado en recipiente de icopor (unicel o poliestireno) conserva mejor su frescura y colocando una toalla de papel absorbente de cocina doblada, debajo del queso. Esta se debe cambiar a menudo para que no se fermente.

Su duración también depende de la frescura en el momento de la compra y del tiempo que se encuentre en la fecha (aproximada) de caducidad o vencimiento del producto.

Importante:

Aunque así como hay veces que la fecha no se ha vencido, y puede suceder que el envase se sopló y el producto se dañó y hay que desecharlo, puede suceder, que otras veces la fecha ya se venció y el producto continúa en buen estado por un tiempo.

Nota: Es mejor no congelarlo, para que no se altere su textura y sabor, pero si no se ha consumido y se puede dañar, preferiblemente congelarlo y utilizarlo en preparaciones como los famosos buñuelos Colombianos, entre otras y no para consumirlo solo.

Se ha de recordar que el tiempo de vida útil del producto depende de la frescura en el momento de su compra y de su posterior almacenamiento y conservación.

Revisar periódicamente el estado del producto, para poder consumirlo a tiempo.