HUEVOS DE AVESTRUZ

HUEVOS DE AVESTRUZ

Compra:

Los HUEVOS DE AVESTRUZ, (Huevos de ave).

Son de gran tamaño. Se calcula que un huevo de gallina es 1/24 parte de uno de avestruz aproximadamente.

Frescura de los HUEVOS DE AVESTRUZ:

Al comprarlos asegúrese que estén en buen estado, sin golpes y que su cáscara sea mate, NO BRILLANTE, ya que por lo general NO SON FRESCOS.

Un huevo fresco también se caracteriza por su cáscara gruesa y sólida. Olor fresco a “huevo”.

Un huevo de menor calidad es un huevo sucio, con cáscara rota, frágil, áspera o deforme.

Si tiene cascara rajada es mejor no consumirlo.

Usos:

Para el desayuno como plato principal, como ingrediente en repostería, como guarnición (acompañamiento) o en tortillas.

Almacenamiento de los HUEVOS DE AVESTRUZ:

Se conservan refrigerados y si es posible colocarlos en un recipiente verticalmente con la punta hacia abajo.

Al refrigerar, colocarlos separados de olores fuertes, así tendrán mayor “vida útil” y  conservan su frescura.

Se ha de recordar que la duración del producto también depende de la frescura en el momento de su compra y de su posterior almacenamiento y conservación.

Conservación:

Refrigerados.

Duración:

1 mes aproximadamente.

Tips:

Un huevo fresco al partirlo, se aprecia la yema abultada no aplanada, de color amarillo con posición central.

La clara, transparente levemente amarilla, firme y densa  (espesa, viscosa) y se mantiene recogida. Su olor debe ser suave y agradable, a “huevo”.

Cuando no está fresco la yema es aplanada y la clara, delgada y fluida (líquida) y se extiende en el recipiente.

Otra manera de conocer la frescura de un huevo, es colocándolo en un recipiente con agua con sal,  si  se va al fondo es fresco y mientras más flote es menos fresco, y si llega a la superficie está dañado.

Un punto de sangre dentro del huevo no es problema, simplemente se retira con una cuchara.

Nutrientes y propiedades: (Ver NUTRIENTES Y PROPIEDADES en los HUEVOS).

Nota: Los huevos frescos son de mejor sabor y más saludables.

No se deben comprar huevos sucios y menos con excremento, por el peligro de la salmonella.

Revisar periódicamente el estado del producto, para poder consumirlo a tiempo.

Next PostRead more articles

Deja un comentario