PERA


 

Compra:

La PERA, (Rosácea).Es el fruto comestible del peral común.

Las hay de variadas clases y así su textura, sabor y color.

Frescura:

Se aprecia en el ápice (tallo que la unía al árbol), que esté seco y deshidratado.

Textura firme, aunque cede un poco al tacto cuando están maduras y jugosas.

Sin magulladuras ni golpes (manchas cafés).

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino se pueden refrigerar (maduras), para que se alargue su “vida útil”.

Usos:

Sola, en jugos, batidos, licuados y compotas.

-En tortas, pies, postres, galletas y repostería en general.

-Salsas, rellenos para pasteles y conservas entre otros.

En Europa principalmente en Gran Bretaña y en Francia, se usa para la elaboración de “perada” Sidra de pera.

Almacenamiento:

Las peras se pueden almacenar y conservar a temperatura ambiente en un frutero, o refrigeradas en bolsa plástica perforada, con papel de cocina absorbente por dentro de la bolsa o en caja para frutas y cuando han adquirido su punto de maduración.

Caja para Frutas Caja para Frutas 

Duración:

A temperatura ambiente, 4-6 días aproximadamente.

Refrigeradas, 8 días aproximadamente.

Su duración depende también de la frescura en el momento de su compra.

Conservación:

Refrigerar. Temp. Ambiente.

Duración:

8 días aprox. 4-6 días aprox.

Tips:

Si se colocan en frutero no exponerlo a los rayos del sol, para que no se acelere la maduración de las frutas y se acorte su “vida útil”.

-Se aconseja no llevar a cocción la fruta para bebidas, ya que pierde nutrientes.

-No refrigerar hasta alcanzar el  punto de maduración deseado.

-Nunca congelar crudas.

Nutrientes y propiedades:

(Ver CONTENIDO DE NUTRIENTES en LAS FRUTAS).

Nota:

Revisar periódicamente el estado del producto, para poder consumirlo a tiempo.