PAPAYA


Compra:

La PAPAYA (Carica). Hay varias clases de papayas, de diferentes tamaños e intensidad de color.

  • La PAPAYA COMÚN o fruta bomba, es la de mayor tamaño.

Existen varias clases de papayas de diferentes tamaños e intensidad de color. Su aroma es fuerte.

Frescura:

– Si se adquiere entera, se observa en su textura firme al tacto, piel lisa, sin rugosidades ni manchas cafés o partes blandas, brillante y a veces mate, dependiendo de la clase y maduración de ésta.
Color varía entre el verde con betas amarillas, al naranja con betas verdes y naranja, dependiendo de su clase y del grado de maduración.
Olor característico, aromático, no fuerte, ni fermentado.
Sabor es dulce, cuando ha alcanzado su punto perfecto de maduración. De lo contrario puede ser amarga y dura.
-Si se compra porcionada, las más dulces son las de color zanahoria intenso.
Las de color pálido o claro por lo general son insípidas.

  • LA PAPAYA HAWAIANA, en tamaño es más pequeña que la común. Su aroma es más agradable (suave fragante y delicioso).

Frescura:

Se observa en la firmeza al tacto, piel lisa y mate, sin rugosidades ni manchas cafés o partes blandas.
El color va del verde al naranja, dependiendo del grado de maduración.
Aroma característico perfumado, fresco y delicioso, no fuerte, ni fermentado.
Su sabor es dulce, cuando ha alcanzado su punto perfecto de maduración.
Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos:

La papaya, se puede consumir sola como fruta, en jugos, batidos, sorbetes, helados, mousse (esponjado), salpicón (bebida, con fruta picada muy pequeña), ensalada de frutas y/o verduras, jaleas, tortas, mousse, entre otros.

Almacenamiento:

Entera, se debe limpiar muy bien con paño húmedo. Refrigerar después de haber llegado al punto de maduración deseado.
-Cortar siempre la porción deseada con cáscara, comenzando por un extremo, el más maduro.
-La restante, colocarla en el refrigerador también con corteza (cáscara) pues sirve de protección  contra la “contaminación cruzada”, cambiando así su textura, aroma, sabor y color.
-Colocar bocabajo (para que su propia humedad no la dañe) y sobre un recipiente. O cubrirla con papel film (vinipel) y refrigerar bocabajo.
Su duración depende también de la frescura en el momento de su compra.

Conservación:

Refrigerar.

Duración:

8 días o más aprox.

Tips:

Se recomienda no la pelar ni la picar en su totalidad para conservarla refrigerada en un recipiente, porque pierde textura, sabor y nutrientes.

Nutrientes y propiedades:

La papaya,
– Contiene vitaminas A, B, C y D. Fuente de carotenos.
Minerales como el potasio, magnesio, hierro, calcio y sodio.
– Es antioxidante y previene cánceres de pecho, vejiga, colon o cuello uterino.
– Combate el estreñimiento.
– Para la digestión, ayuda a tratar la gastritis y la formación de gases.
– Se utiliza para tratamientos dermatológicos y afecciones en la piel, pues se considera suavizantes, hidratantes, exfoliantes y regenerativo (quemaduras de sol).
– Excelente para las dietas, por su bajo contenido calórico.
– Aporta al organismo una enzima (papaína) que actúa sobre las proteínas ayudando a digerirlas.
(Ver NUTRIENTES y sus beneficios en  LAS FRUTAS).

Nota:

Se aconseja refrigerar después de partida.
-Revisar periódicamente el estado del producto, para poder consumirlo a tiempo.