KIWI

Compra:

El KIWI, originario de China (bosques del río Yangtsé). En Nueva Zelanda fue donde se le dio su nombre.

Es un fruto comestible, de corteza delgada, color café con vellosidades. Pulpa en tonos de verdes con semillas.

Frescura:

Textura firme al tacto, con vellosidades en su piel, sin magulladuras ni golpes o partes en exceso blandas y oscuras. Olor fragante.

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja:

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos:

Solo, como entrada o fruta, en batidos, jugos, mermeladas, ensaladas de frutas, salsas, decoración de platos. Helados, postres tortas, mousse, pies entre otros.

Almacenamiento:

A temperatura  ambiente y refrigerados después de que alcancen su punto de maduración, en bolsa plástica con perforaciones en “caja para frutas” o en un sitio no tan frío de la nevera.

Duración:

A temperatura ambiente, 5 días aproximadamente.

Refrigerados, 8-10 días aproximadamente.

Su duración también depende de la frescura en el momento de su compra.

Conservación:

Refrigerados. Temp. Ambiente.

Duración:

8-10 días aprox. 5 días aprox.

Tips: No colocar el frutero donde le den directo los rayos del sol, para que no se acelere la maduración de las frutas y se acorte su “vida útil”.

Nutrientes y propiedades:

(Ver CONTENIDO DE NUTRIENTES en  LAS FRUTAS).

Nota:

Revisar periódicamente el producto, para poder consumirlo a tiempo.