ARÁNDANO

Compra

El ARÁNDANO, MIRTILLO O RÁSPANO, es una baya comestible o fruto del bosque de arbustos silvestres de la familia de las Rosáceas.
Los frutos cuando nacen son blancos, luego se tornan rojizo púrpura y cuando ya adquieren su punto de maduración son azul.
El mayor productor es Estados Unidos.

Frescura

Son frutos redondos, de textura firme. Piel semi mate, color azul grisáceo. Pulpa color morado oscuro.
También los venden ya congelados. (Ver productos congelados en Introducción de esta aplicación).

Al ir a comprar el producto en el supermercado, se aconseja

  • Observar que el sitio de exhibición, esté limpio y adecuadamente refrigerado.
  • Escoger los productos, preferiblemente en este orden: Verduras, frutas, huevos, quesos y lácteos en general, después de los productos de despensa, pero antes de las carnes, aves, pescados y mariscos.
  • Al llegar a su destino refrigerar, para que no se interrumpa la “cadena de frío” del mismo.

Usos

Se utilizan para jugos, batidos helados, esponjados (mousse).
También en salsas para: Carnes, helados, jaleas, mermeladas, tortas y repostería en general.

Almacenamiento

Los arándanos se pueden lavar, secar y refrigerar en recipiente de plástico sin tapa.
-También se pueden porcionar (separar de acuerdo a la cantidad que se desee consumir en cada preparación), en bolsas plásticas y congelar.
-Los que se compran congelados, colocar de inmediato en el congelador al llegar a casa.

Conservación

Congelar. Refrigerar.

Duración

Congelado, 2-3 meses, aproximadamente.
Refrigerado, 10-12 días aproximadamente.

Tips

Los arándanos y frutos del bosque en general, se lavan en agua con unas gotas de vinagre, para evitar la aparición de moho.
Se aconseja, no someter a cocción las frutas para bebidas, ya que pierden nutrientes.

Nutrientes y propiedades:

Los ARÁNDANOS:
– Evitan problemas gastrointestinales y ayudan al buen funcionamiento del sistema digestivo.
– Auxilia eliminar los cálculos (piedras) en el riñón.
Antioxidantes (contra el envejecimiento.
– Previene y combate la cistitis y otras infecciones del aparato urinario.
– Ayudan al buen funcionamiento de los músculos.
– Evitan enfermedades de los ojos como conjuntivitis, astigmatismo, glaucoma y cataratas.
– Protegen la visión en general.
– Mejoran la circulación sanguínea contribuyendo a fortalecer los capilares.
– Evitan la arterioesclerosis, varices, hemorroides y flebitis.
– Contribuyen a tener una piel saludable y combaten el acné y el eccema.
– Aceleran a sanar heridas.
– Función antiinflamatoria y antibacterial.
– Retrasan la aparición de enfermedades degenerativas como el Alzheimer y la pérdida de la memoria.
– Ayudan a perder peso, por lo que están indicados en casos de sobrepeso y obesidad o cuando se hacen dietas para adelgazar.
– Son ricos en antioxidantes y previenen infecciones urinarias en mujeres lactantes.
(Ver NUTRIENTES y sus beneficios, en LAS FRUTAS).

Nota

Revisar periódicamente el estado del producto, su almacenamiento y conservación, para poder consumirlo a tiempo.