ESPECIAS


 

DE LAS ESPECIAS:

Las ESPECIAS O CONDIMENTOS, son aromas de origen vegetal utilizados para conservar y realzar el sabor de unos alimentos y dar sabor a otros que son nutritivos pero insípidos y así poder cambiar nuestros menús con variedad y nuevos sabores.

Algunas de estas son: Canela, clavos, anís, vainilla, chile, achiote, nuez moscada, cúrcuma, mostaza, pimienta, azafrán, entre muchísimas otras.

Por lo general son semillas y cortezas de algunas plantas aromáticas. También algunas hierbas fragantes.

Son nativas de Asia, de la India, de las Islas Molucas (Indonesia) o islas de las especias. De Europa el Mediterráneo y también de América.

Gracias a ELLAS, algunos alimentos nutritivos que no resultan sabrosos logran mejorar su sabor, sin que se alteren sus propiedades. El secreto está en utilizar la cantidad apropiada de especias, ya que el exceso produce un efecto contrario y aporta un sabor desagradable.

FRESCURA DE LAS ESPECIAS:

Se puede apreciar en su aroma y color. Una especia vieja o pasada, carece de olor y su color se disminuye.

Al ir a comprar especias o condimentos se ha de observar:

  • Aroma fuerte y característico de cada especie y que el color sea intenso y el que pertenece a cada especia.
  • Empaque y etiquetas, que estén en buen estado, sin arrugas ni maltratos.
  • Fecha de vencimiento y empaque.

Usos:

Para preservar, sazonar, dar aroma, color y realzar el sabor a toda clase de alimentos.

ALMACENAMIENTO:

A temperatura ambiente en lugar fresco y seco y en recipientes o condimenteros bien tapados.

CONSERVACIÓN :

Temp. Ambiente.

Duración:  

Hasta agotar existencia.

Nota:

No colocarlas cerca de la humedad como el vapor de agua.

Mantener bien tapadas. Siempre se deben usar con moderación y precaución, pues muchas de ellas pueden ser tóxicas si se usan en grandes cantidades y producen mal sabor.