CONSERVAS

LAS CONSERVAS o ENLATADOS, son los alimentos que podemos conseguir en el mercado que vienen en latas. También están los ENVASADOS, en  vidrio o en plástico y los en tetra-pack. Estos pueden ser: Carnes, frutas, verduras, granos, dulces, alimentos procesados en general. También productos que vienen en tarros de lata o empaque plástico como: Leche en polvo, malteadas en polvo (de sabores), productos en polvo o granulados como café, té y bebidas en general. Salsas: De tomate, mayonesa, mostaza, para carnes, aderezos para ensaladas, entre otros. Encurtidos, mermeladas, jugos pasteurizados y néctares y aceites vegetales, entre otros.

Compra de las Conservas:

Cuando vamos al mercado para adquirir este tipo de alimentos, debemos de tener en cuenta,

  • Fecha de vencimiento o caducidad. Observar que no esté alterada, repisada o tapada (escondida). Escoger los de la fecha más tardía o lejana a su cumplimiento, para así contar con el mayor tiempo posible para su consumo.
  • Estado de la lata. Que esta no tenga golpes o abolladuras, que no esté soplada (alta probabilidad de contenido en mal estado). Que no esté oxidada.
  • Los envases ya sean en vidrio, en plástico, o tetra pack, que no estén rotos, cuarteados, averiados o sucios. La tapa no debe estar soplada, ni que haya sido abierta. Al igual que los de empaque en tetra pack, que no estén mal tratados ni soplados.
  • Las etiquetas, que no estén rotas ni arrugadas y mucho menos con colores pálidos o desteñidos y que sus letras no estén borrosas o mojadas.
  • El contenido en los envases de vidrio debe ser, del color característico y su medio líquido cristalino, no turbio.

Usos:

De acuerdo a cada producto y a su instrucción en el empaque.

Almacenamiento de las Conservas:

Los productos alimenticios envasados, enlatados y conservas en general, se pueden tener a temperatura ambiente en lugares frescos y secos, donde no les dé directamente el sol, y si no han sido abiertos por primera vez.

Antes de destaparlos es conveniente limpiarlos con un paño de papel para retirarles cualquier suciedad (polvo).

Una vez destapados, se deben refrigerar en su envase, si no son latas.

Si son enlatados, el contenido debe retirarse de la lata y consumirlo de una vez, o si queda algún sobrante se coloca en un recipiente de vidrio o plástico con tapa y refrigerar. Consumirlo lo más pronto posible.

Los que tienen el letrero que dice: “Mantener refrigerado después de abierto”, como jugos, néctares, no se deben exponer al calor, ni consumir directamente del envase, si no son envases personales o individuales. Tapar bien después de usar.

Las salsas, aderezos para ensaladas, encurtidos y mermeladas, no exponerlos al calor ni utilizar utensilios sucios. Tapar bien después de usar.

Los productos en polvo, no se deben servir con cuchara mojada porque de daña su textura poniéndose terroso y cambiando su sabor. Y mucho menos introducir nuevamente una cuchara con la que hayamos probado el alimento, porque la enzima que hay en la saliva, deteriora el producto en polvo.

Su duración también depende de la fecha de vencimiento del producto y de su almacenamiento y conservación adecuados.

Conservación de las Conservas:

Refrigerar. Temp. Ambiente.

Duración:    

Fecha de vencimiento.

Nota:

Siempre manipular con las manos y utensilios limpios.

Nunca introducir en los envases de los productos, cucharas o cuchillos untados de otros alimentos o mojados y menos con los que se haya probado el alimento, porque se descompone, debido a la encima que hay en la saliva (ptialina) que es la que ayuda a degradar los alimentos. Este tema lo desarrollaré en posteriores publicaciones.