Alimentos Semi-Perecederos

alimentos semi-perecederos

Alimentos Semi-Perecederos o Poco Perecederos.

Los alimentos semi- perecederos son aquellos que a pesar de tener más durabilidad, si no se les proporciona un adecuado almacenamiento, terminan deteriorándose más pronto de lo que se especifica en la fecha de vencimiento del producto. Pero si se almacenan y conservan adecuadamente, se puede prolongar su vida útil entre 6 meses  a 1 año aproximadamente y dependiendo también de la calidad del producto.

Estos alimentos se deben ALMACENAR en DESPENSA, en lugares frescos y secos (lejos de la humedad) y también de los rayos del sol.

Cómo Escoger los Alimentos Semi-Perecederos en el Mercado.

GRANOS SECOS Y CEREALES.

Los granos secos como el fríjol, lenteja, garbanzo, arveja, soja, y cereales como el maíz, cuchuco de maíz o de trigo, arroz, avena, cebada trigo y toda clase de harinas, entre otros.

Al ir a comprar estos alimentos, se ha de tener en cuenta:

  • Revisar que el grano, esté en buen estado,esto es que no estén unos partidos y que en el fondo de la bolsa no haya polvillo ni animalitos, pues en esto se  aprecia su vejez.
  • Que el grano sea de buena calidad,es decir que sea un grano parejo en tamaño, color y clase. Porque a veces no nos fijamos y al prepararlos, nos damos cuenta que unos quedaron más duros que otros (sobre todo en los fríjoles que  a veces vienen de diferente s color y tamaño) y esta es la razón.
  • Que el empaque y las etiquetas estén en perfectas condiciones, ni rotos, ni arrugados o mal tratado.

FRUTOS SECOS.

Por lo general se les llama así a las nueces, semillas y a los frutos deshidratados, pero realmente.

Los FRUTOS SECOS, son las NUECES, por encontrarse así en la naturaleza, con sólo un 50 % de agua, como: Las almendras, avellanas, nuez del Brasil, macadamias, maní, cacahuates, marañón, pistachos, uvas rubias, etc.

SEMILLAS como las de girasol, lino (linaza), ajonjolí y chía, entre otras, también se consideran frutos secos.

Los FRUTOS DESHIDRATADOS, son sometidos al proceso de extracción del agua que contienen naturalmente (interviene la mano del hombre), como lo son todas las frutas “pasas” ciruela, uva, o deshidratados simplemente, como el coco, tomate, banano, fresa, manzana, cereza, arándano, entre otros.

Al ir a comprar estos productos se ha de tener en cuenta:

En los frutos secos o nueces se nota su frescura, en su aroma característico (que no tengan olor a grasa) y que sean crocantes, no blandos o duros.

Las frutas pasas, como ciruelas y uvas, deben tener una textura esponjosa (blanda), brillante y dulce. Las más añejas, son duras, opacas y menos dulces.

Las frutas secas confitadas o azucaradas tienen textura más dura.

Las frutas deshidratadas como fresas, banano, kiwi, manzana, entre otras, a medida que se añejan se ablandan y cambian de sabor, razón por la que hay que cuidar que se mantengan bien tapadas.

También existe una gran variedad de chiles (ají) secos estos antes de consumirlos se hidratan.

Las semillas como las de: Chía, ajonjolí, girasol, entre otras, deben estar sueltas y secas y se deben conservar bien tapadas.

Todos los productos anteriores deben tener impresa fecha de vencimiento, la que se tendrá en cuenta para revisar al momento de la COMPRA del producto, o adquirirlos en una tienda que sólo venda estos productos, pues su rotación es alta y así se garantiza su frescura (sabor, textura y aroma).

PAQUETES EN GENERAL.

Dentro de estos productos se encuentran: Frituras, galletas, pastas (espagueti, tallarines, macarrones), café, azúcar, chocolate, dulces, confituras, cereales para el desayuno, margarinas, entre otros.

Al ir a comprar estos productos:

  • Revisar que su empaque esté en buenas condiciones, sin roturas ni arrugas.

El producto no debe estar roto, deteriorado o maltratado. Deben estar en óptimas condiciones de presentación e higiene. En esto se puede apreciar bastante su frescura.

  • Observar la fecha de caducidad o expiración del producto. Elegir la de fecha más lejana a su cumplimiento.