CARNE DE TERNERA

Compra:

La CARNE DE TERNERA, es la res muy joven que se sacrifica con menos de un año de vida por lo general a los tres meses de edad. Su carne es blanda y de fácil digestión. Contiene grasas saturadas por lo que no es conveniente para personas con problemas cardiovasculares.

Casi siempre lo que consumimos es el ternero (macho), ya que las hembras son las que se dejan para que den más crías y leche.

La carne de primera calidad es de color blanco sonrosado, (si está de color gris, no está tan fresca), firme al tacto. Su grasa es escasa de color cremoso. Ternera “lechal”, porque se ha alimentado de solo leche.

La carne de segunda calidad, es más oscura, porque ha sido alimentada con productos harinosos y no con leche.

La carne de tercera calidad es más roja, la grasa es más amarilla y abundante. Generalmente estos animales ya han pastado.

La carne de ternera debe prepararse siempre bien cocinada cualquiera que sea su método de cocción. Preferiblemente en estofados o a la brasa, porque no tiene mucho jugo.

A pesar de su clasificación por categorías, toda su carne es de primera por ser animales muy jóvenes.

Al ir a comprar el producto al supermercado se deberá tener en cuenta,

  • Observar que la nevera donde se exhibe el producto, funcione adecuadamente (que esté enfriando).
  • Observar la fecha de vencimiento del producto o caducidad del mismo, que no esté tapada, ni alterada, ni repisada. Escoger el producto con fecha lo más lejana posible.
  • Revisar el empaque, que esté en óptimas condiciones, no sumido, averiado o golpeado. Tampoco con etiquetas rotas o desechas.
  • Mirar que el empaque no esté inflado (soplado), porque esto es indicio de que  el  producto ya está en descomposición.
  • Comprar el producto al final del mercado, para que no se interrumpa “la cadena de frío” del mismo.

No se debe dejar mucho tiempo expuesto al calor dentro del automóvil, ni fuera del congelador (porque se acorta su vida útil), máximo 30 minutos para no interrumpir “la cadena de frío” del pavo, lo que impide la proliferación de bacterias que causan enfermedades.

Si es posible se debe transportar en bolsa térmica y lejos de productos contaminantes como limpiadores, aceites para automóvil o gasolina ya que absorbe dichos olores.

Así mismo al llegar a su destino, colocarlas de inmediato en el refrigerador.

Usos:

Como plato fuerte o como ingrediente en infinidad de preparaciones (frituras, estofados u  horneados) entre otros, porque se puede emplear cualquier método de cocción.

La “mamona” o “ternera a la llanera” es un plato típico de Colombia y Venezuela, muy delicioso (asada).

Almacenamiento:

Tan pronto se llegue a casa con la carne, se debe porcionar y empacar en bolsas plásticas de acuerdo a la cantidad y peso que se desee para cada comida. Luego se congela.  Su duración refrigerada 3 días aproximadamente. Congelada, 8-12 meses aproximadamente, sin interrumpir su congelación.

Conservación:

Congelar. Refrigerar.

Duración:

8-12 meses aprox. 3 días aprox.

Nota:

Si se ha descongelado la carne no se debe volver a congelar.  

Es indispensable lavar con agua y jabón, TODO lo que haya tocado la carne cruda (manos, recipientes, tablas, mesones, bandejas, etc.) antes y después de su manipulación, aún si se va a seguir porcionando la carne cruda de otra clase de animal.

Siempre se debe lavar todo después de cada proceso.

Las carnes se deben comprar al final del mercado, para que no se pierda la “cadena de frío” del producto. Así mismo al llegar a su destino, colocarlas d inmediato en el refrigerador.